Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
22 abril 2013 1 22 /04 /abril /2013 12:35

 Se lo comentó a un compañero de gimnasio

Dzhojar, en el gimnasio.

Dzhojar, en el gimnasio.

Al día siguiente del atentado de Boston, Zach Bettencourt se encontró por la noche con su compañero Dzhojar Tsarnaev en el gimnasio de su universidad. "Esto que está ocurriendo es una locura", dijo el joven de origen checheno al que el FBI designaría unas horas después como uno de los dos sospechosos de la masacre. "Estos ataques son tan fáciles de hacer. Estas tragedias ocurren todo el tiempo en Irak y en Afganistán".

Bettencourt (20 años) se quedó de piedra al día siguiente al enterarse de que Dzhojar podría ser uno de los autores del atentado y recuerda que al ver su rostro en el televisor sus vecinos de la residencia universitaria de Pine Dale no creían que el terrorista fuera él. "Todos pensamos que se parecía mucho. Pero no podíamos creen que fuera cierto", decía este domingo a la agencia Reuters Bettencourt, que añadía que alguien llegó a decir que deberían llamar a la puerta de su habitación.

Dzhojar tenía una cita este domingo a las seis de la tarde sobre el césped de Cressy Field. Allí se iba a disputar la primera eliminatoria del play-off de la liga de fútbol de la Universidad de Massachusetts y sus compañeros lo esperaban para derrotar a los 'Monstruos del Césped' y avanzar a los cuartos de final.

El partido no se celebró y todas las eliminatorias se aplazaron hasta la semana que viene. No tanto porque Dzhojar estuviera ingresado en un hospital de Boston como porque el FBI mantuvo cerrados desde el viernes los accesos al campus en busca de armamento y de otras pruebas sobre su actividad criminal.

Louis Azor jugó un par de veces contra el joven de origen checheno y lo describe como "un jugador rápido y muy peleón". Al llegar a la universidad el año pasado, Dzhojar se enroló en la liga porque era un fanático del fútbol y en Cambridge apenas había podido jugar.

Su equipo se llama Big Green y la mayoría de sus jugadores tienen nombres y apellidos iraníes. Ganaron y perdieron los mismos partidos y terminaron en un discreto octavo puesto la liga regular.

A Tsarnaev todos le conocen en Dartmouth como 'Johar' y no dejó ningún detalle que pudiera alertar de su deriva radical. "No era un jugador que llamara la atención", explica a ELMUNDO.es Azor, que es hijo de dos inmigrantes de Haití.

"Jugaba en la defensa o en el centro del campo y nunca dejaba de correr. Era duro sobre el césped pero nunca tuvo ningún problema con nadie. No era una persona solitaria ni problemática y tenía una gran vida social".

Azor no se enteró de que Dzhojar era musulmán hasta esta semana. Nunca le vio rezar antes de los partidos y asegura que bebía y fumaba marihuana como cualquier otro universitario: "Aquí todos lo hacen. No era distinto de los demás".

El carné de estudiante de Dzhojar atestigua que estuvo en el campus varias veces después del atentado de Boston. Se dejó ver por su residencia y estuvo con su amigo Andrew Glasby en una fiesta que se celebró en la víspera de la persecución.

"Era el mismo de siempre", decía el viernes el propio Glasby, que contaba que su amigo se había ofrecido a llevarle en su coche a casa de sus padres el mismo viernes de su detención.

Llevaba su religión en secreto

Unas palabras que coinciden con el retrato del estudiante Raja Nageswaran, que contaba este sábado a EL MUNDO que el joven había estado en su casa el año pasado: "Vino con tres amigos y me pareció un tipo muy sociable. Entre quienes estaban en casa fue muy popular".

A Dzhojar lo describen en Dartmouth como un joven educado y siempre dispuesto a hacer un favorz. Pero su cuenta de Twitter incluye fogonazos violentos que prueban el alcance de su conversión islamista y sus siete suspensos en apenas dos semestres demuestran que era mejor estudiante en el instituto que en la universidad.

Dzhojar vivía en Dartmouth durante la semana. Pero en sus días libres volvía a menudo a Cambridge, donde se alojaba con su hermano Tamerlan en el tercer piso de una casa de madera de Norfolk Street.

Los hermanos conocían Cambridge como la palma de la mano. Llegaron de la mano de su padre, que se mudó al país con la ayuda de una solicitud de asilo y trabajó como mecánico antes de regresar a Daguestán. Dzhojar fue un alumno brillante de la Rindge and Latin School: un instituto con cierto prestigio por cuyas aulas pasaron los actores Ben Affleck y Matt Damon y donde ganó fama como capitán del equipo de lucha. Sus entrenadores lo recuerdan como un deportista formidable.

Pero también como un adolescente con un fuerte control de sí mismo que logró una beca de 2.500 dólares y lució una pajarita roja en la fiesta de su graduación. Su religión la llevaba casi en secreto y no aceptó la invitación a hacerse miembro de la asociación de estudiantes musulmanes de su universidad. "Intenté que entrara en el grupo pero no quería", decía este domingo su presidente Ahmad Nassri. "Creo que llegó a venir a uno de nuestros encuentros. Se definía como musulmán. Pero si le preguntabas si era religioso, te diría que no".

El Mundo

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : Blog Voz desde el Destierro
  • : Esta Página, "Voz Desde el Destierro", pretende que sea una tribuna en la Red de redes, para aquellos que no tienen voz dentro de la isla de Cuba, para romper el muro de la censura, la triste y agobiante realidad del pueblo cubano. Editor y redactor: Juan Carlos Herrera Acosta. Ex-preso Político de la causa de los 75.
  • Contacto

  • vozdesdeeldestierro.juancarlosherreraacosta.over-blog.es
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba
  • Luchar por el Derecho a los Derechos en Cuba

">